Personas de todo el mundo están practicando el distanciamiento social y el autoaislamiento en el hogar, lo que significa más comidas caseras y una mayor necesidad de técnicas adecuadas de manipulación, almacenamiento y preparación de alimentos.

"Con más personas cocinando sus propias comidas en casa, es importante practicar los más altos estándares de inocuidad alimentaria, limpieza e higiene", dice Lisa Yakas, experta en productos de consumo de NSF International. "Aunque los científicos hasta ahora han sostenido que el coronavirus no se transmite por los alimentos, siempre es importante seguir consejos de inocuidad para evitar otros riesgos como E. coli, Salmonella y moho, que pueden resultar en enfermedades transmitidas por los alimentos".

  1. Evite sobrecargar su refrigerador

    Puede ser tentador almacenar la mayor cantidad de alimentos posibles y llenar su refrigerador, pero recuerde que la circulación de aire es necesaria para mantener los alimentos frescos. Utilice un termómetro para asegurarse de que los alimentos dentro del refrigerador se mantengan a 4°C (40° F) o por debajo. Esto puede significar ajustar la temperatura un poco menos de la temperatura normal. Mientras que debe evitar el exceso de sobrecarga de su refrigerador, tenga en cuenta que el congelador es más eficiente cuando se mantiene lleno.

  2. Sea estratégico al almacenar alimentos en su refrigerador

    • Designe un cajón o recipiente para que la carne cruda se descongele dentro del refrigerador. Esto evitará que no haya escurrimientos a otros lugares del refrigerador que no sea ese cajón o recipiente.
    • No almacene la carne precocida ni la "carne" de origen vegetal junto a la carne cruda, de esta manera evitará la contaminación cruzada.
    • Lave y enjuague todos los productos frescos antes de guardarlos.

    Pro Tip: Limpie todos los envases y botellas de plástico comprados recientemente en la tienda de comestibles con una toallita desinfectante antes de guardarlos en su refrigerador o despensa.

  3. Deje que las sobras se enfríen antes de almacenarlas

    ¿Sabía que hay una forma segura de guardar las sobras de comida? El paso más importante de almacenamiento adecuado es no dejar que las sobras permanezcan a temperatura ambiente más de dos horas. Cuando vaya a guardar las sobras, distribuya los alimentos en recipientes más pequeños que tengan aproximadamente 5 cm de profundidad y que sean herméticos. Deje que el alimento se enfríe adecuadamente antes de guardarlo en el refrigerador.

  4. Recaliente las sobras de manera segura

    Al recalentar las sobras, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, CDC por sus siglas en inglés, recomiendan que los alimentos se recalienten a una temperatura de 74°C. Cuando utilice un microondas, detenga el horno a la mitad del tiempo para revolver los alimentos y después proceda a continuar con el recalentado. Recuerde comprobar la temperatura de sus alimentos en varios lugares con un termómetro certificado.

  5. Tenga en mente la caducidad de las sobras en el frigorífico o congelador

    La regla general para las sobras almacenadas en el refrigerador es consumirlas en un plazo de tres a cuatro días. Si no planea comerlas de inmediato, considere congelarlas. Las sobras se pueden almacenar en el congelador por dos o tres meses. Pro Tip: Etiquete sus contenedores con la fecha en que se almacenaron para saber cuándo debe desecharlos.

  6. Descongele los alimentos congelados de la manera correcta

    Hay tres métodos para descongelar comida de manera segura:

    • Descongele en el refrigerador. Asigne un contenedor para la carne cruda para que los escurrimientos no contaminen otros alimentos en su refrigerador. Para este método, planifique un tiempo de descongelación de cuatro a cinco horas por cada 500 gramos de peso.
    • Con agua fría. Puede descongelar los alimentos poniéndolos en agua y cambiando el agua cada 30 minutos para evitar que la comida se caliente demasiado. Esto tomará unos 30 minutos. Utilice este método únicamente si planea cocinar la comida inmediatamente después de ser descongelada.
    • Descongelar en el microondas. También puede utilizar este método solo si planea cocinar la comida inmediatamente después. Siga las instrucciones de su microondas o utilice el ajuste de descongelación.

    Mientras se descongelan los alimentos congelados, asegúrese de que la temperatura interna de los alimentos nunca entre en la "zona de peligro" que es entre 4°C y 60°, ya que puede permitir que las bacterias se multipliquen rápidamente y causen enfermedades transmitidas por los alimentos.

    Recuerde nunca descongelar los alimentos en la encimera o a temperatura ambiente, ya que puede causar temperaturas desiguales en todo el alimento.

    Si planea cocinar con alimentos sin descongelar, considere que el tiempo recomendado para carne y aves de corral será 50% más del tiempo de cocción para cocinar estos alimentos frescos.

  7. Preste mucha atención a las fechas de vencimiento

    Con el aumento de alimentos enlatados en la casa, es importante tener un mejor control sobre las fechas de vencimiento e identifique las diferencias de las leyendas que contienen sus etiquetas, sobre todo las fechas de vencimiento o caducidad. Algunos ejemplos son:

    • Fecha de expiración y consumase antes de: Se refieren a la fecha en que los alimentos se mantienen inocuos. No consuma el producto después de estas fechas.
    • Vender antes de: Hace referencia a los minoristas para que sepan el tiempo en el que puede tener el producto en el anaquel para venta.
    • Consumo preferente: es una guía de cuánto tiempo durará con la mejor frescura y calidad en apariencia
  8. Conozca la diferencia entre la limpieza y desinfección

    La limpieza es la eliminación de tierra, gérmenes y suciedad de una superficie. Mientras que la desinfección utiliza productos químicos para matar los microorganismos que están en una superficie, esta medida es prioritaria durante los tiempos de propagación del COVID-19.

    Se pueden desinfectar superficies de manera correcta utilizando una solución que contenga 70% de alcohol o haciendo su propia solución poniendo 5 cucharadas (1/3 de taza) de cloro sin aroma en 3.5 litros de agua.

    La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, (EPA, por sus siglas en inglés), publicó una lista de productos desinfectantes eficaces registrados para su uso contra SARS-CoV-2. Puede consultar estos en el sitio web de EPA para mayor información.

  9. Involucre a toda la familia en la limpieza de superficies de alto contactco

    ¿Tiene dificultades para mantener a sus hijos ocupados durante sus nuevos días escolares remotos? ¡Los niños son excelentes ayudantes para desinfectar el hogar! Involúcrelos en un nuevo reto: identificar todos los puntos que comúnmente se están tocando en la casa, incluyendo encimeras, manijas de electrodomésticos, perillas en gabinetes de cocina, manijas de grifo, botones/paneles de electrodomésticos e interruptores de luz. Una vez identificados, los adultos pueden limpiar y desinfectar estos puntos.

  10. ¡Lávese las manos!

    Y como siempre, una de las maneras más fáciles de prevenir la propagación de gérmenes es lavarse adecuadamente las manos. Descargue nuestra infografía para imprimir y comparta los pasos a seguir para el correcto lavado.

    "A medida que el número de casos COVID-19 sigue aumentando en todo el mundo, es importante mantenerse enfocado en las cosas que puede controlar", añade Yakas. "La inocuidad alimentaria, la limpieza e higiene dentro de su hogar son todas las cosas sobre las que tiene un control del 100% y ayudarán a mitigar los riesgos de salud a usted y sus seres queridos".

    Para consultas con los medios de comunicación, póngase en contacto con Lindsay Karpinskas en lkarpinskas@nsf.org. Para enviar preguntas relacionadas con cuestiones de salud pública y seguridad, póngase en contacto con inocuidad@nsf.org